domingo, 29 de noviembre de 2009

Familia Bolivar











Origen de La Familia Bolívar Palacios

Simón Bolívar procedía de familias tradicionales de la sociedad caraqueña. Los antepasados del libertador tuvieron destacadas participaciones, en el desarrollo político, económico y social de la vida colonial.
Los padres del Libertador descendieron de Capitanes, General, Alcaldes,
El año de 1.557 El primer Simón Bolívar llega a Venezuela trae con el relevante virtudes y talentos y se convierte en Procurador y comisionado.
Se dedicó a las labores agrícolas y de gobierno.
Los Bolívar desempeñaron entre los descendientes del procurador Bolívar se cuentan: Antonio Bolívar y Rojas Conigider y Justicia mayor de los Valles de Aragua. Luis de Bolívar y Rebolledo, Alcalde de Caracas, Juan de Bolívar y Martínez de Villegas, capitán de Infantería, Teniente de Capitán general y también justicia Mayor de Aragua corigidor de San Mateo y fundados de San Luis de Cura.

El libertador heredó de los Bolívar una recia estirpe de hombres emprendedores y luchadores que contribuyeron al progreso y desarrollo de la Provincia de Caracas.
El origen de la familia Palacios se remonta a la zona de Miranda situada en Castilla de vieja. Los antepasados Castellanos de Simón Bolívar se dedicaron a la carrera de las armas y ocuparon puestos importantes.
Los Palacios tuvieron posiciones destacadas en el proceso de conquista y colonización del territorio venezolano. El abuelo del Libertador procreó 11 hijos e hijas.
Los Bolívar y Palacios juntos fueron dueños de Minas, Casa en Caracas y La guaira, y números esclavos.






Actividad económica de la familia
En cuanto a las actividades económicas que desarrollaba la familia Bolívar. Don Juan Vicente de Bolívar y Ponte poseía muchos títulos, entre los cuales eran: marqués de Aragua, marqués de San Luís, marqués de Casa Tovar, vizconde de Toro, señor de Aroa, caballero cruzado, caballero de Santiago, regidor perpetuo y coronel perpetuo del batallón de milicias de blancos de los valles de Aragua.
El padre de Simón Bolívar, fue el tipo clásico de hidalgo criollo venezolano: rico y opulento propietario, inspección de sus haciendas en compañía de graves y ceremoniosos profesores, cacerías y paseos de a caballo, deberes religiosos y compromisos sociales.
Don Juan Vicente de Bolívar y Ponte clamaba en secreto por la independencia como otros próceres notables de la colonia. Hombre de carácter y actividad atendía a su hacienda de San Mateo en los valles de Aragua, la hacienda de Yare en los valles del Tuy, a los hatos fundados por él en los llanos, y a las minas de Aroa. Además tenía casas en Caracas y la Guaira.
Doña María de la Concepción Palacios y Blanco fue una fecunda imaginación y de sentimientos artísticos, siendo una consumada arpista. Además tocaba guitarra y cantaba con calida voz de soprano.
En las haciendas de la familia Bolívares producía café y añil, y parte de la producción se exportaba a Cádiz, y de las minas de Aroa se extraía cobre.
Los Bolívar Palacios tenían una de las fortunas más cuantiosas de la Provincia. Los Bolívar Palacios eran dueños de las minas el Cocorate en Aroa y de los Hatos El Tocumo y El Limón. Tenían casas en la Guaira y Caracas numerosos esclavos y árboles de Cacao en San José y los Valles de Tuy en Yare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada